Los parques emergentes que hay que conocer en Chile Los parques emergentes que hay que conocer en Chile – Parque Futangue

Los parques emergentes que hay que conocer en Chile

Por Sebastián Montalva Wainer para El Mercurio

Hay una variedad de ecosistemas por todo el país que son protegidos por parques y reservas privadas que subsisten solo por el empeño de los propios dueños de los terrenos.

Varias de estas áreas están abiertas al turismo y, por eso mismo, son una de las mejores alternativas para descubrir rincones naturales sorprendentes en Chile. Aquí, algunos de los imperdibles.

El tesoro de Colliguay en Cerro Viejo

Más allá de su particular belleza -caracterizada por la presencia de cactáceas-, el solitario camino rural que une Curacaví con Colliguay es uno de los últimos sectores que conserva bosque nativo mediterráneo en la zona central. Allí, justo en el límite con la Región de Valparaíso, se encuentra Ecoturismo Cerro Viejo, un espacio natural de más de 800 hectáreas cuyo territorio fue declarado parte de la Reserva Mundial de la Biósfera en 2009.

El hito es el estero Puangue, un cuerpo de agua dulce de origen pluvial que protege un ecosistema muy vulnerable donde, a la fecha, se han plantado 1.600 quillayes que ya tienen entre 4 y 6 años, y que han ido cambiando poco a poco la fisonomía del valle, muy afectado por la sequía de los últimos años.

El centro de ecoturismo funciona en un sector del río concesionado por la Municipalidad de Quilpué, desde donde se realizan diversas actividades educativas y recreativas en torno al medio ambiente, como caminatas de dos a cuatro horas guiadas por expertos en flora y fauna.

Hay 22 sitios de camping, con ducha y agua caliente, además de dos cabañas para 5 personas y un restaurante que se abre para eventos privados.

Futangue, una sorpresa en el lago Rango

Llama la atención que este parque de 13.500 hectáreas, administrado por la Fundación Ranco, cuente con una red de senderos tan bien hecha. Esto, porque se encuentra en uno de los sitios más verdes y salvajes del sur de Chile, donde se conserva uno de los mejores ejemplares de bosque valdiviano del país, con especies como coigües, ulmos, lengas, copihues, maquis y calafates, entre muchos otros.

Originalmente este era el predio de una familia, los Ruiz-Tagle, quienes lo mantenían como una especie de patio privado y, por lo mismo, fueron desarrollando aquí toda una infraestructura para poder disfrutar cómodamente del lugar.

Hoy, los mayores hitos son tres preciosas lagunas -Pichi, Pitreño y Los Coipos- a las que se puede llegar a través de suaves caminatas que no duran más de dos horas. Alrededor de estos ojos de agua existen miradores y pasarelas de maderas diseñadas para rodearlas por completo y eliminar cualquier obstáculo, lo que lo convierte en un lugar excelente para aficionados a la fotografía de naturaleza.

Futangue puede visitarse para realizar actividades como caminatas, pesca con mosca o ascensos a miradores como Altas Cumbres, donde se consiguen las mejores panorámicas hacia el lago Ranco, la isla Huapi y el cordón del Caulle.

Parque Pingüino Rey, un refugio austral

La historia fue así: a comienzos de 2009, Alejandro Fernández y Cecilia Durán se sorprendieron al ver cómo llegaban cada vez más y más pingüinos rey a las costas de su predio ubicado en Tierra del Fuego, a 124 kilómetros de Porvenir. «Al principio veíamos dos o tres, pero luego aumentó a casi 70 ejemplares», dice Cecilia Durán, al teléfono desde Punta Arenas, donde vive.

El arribo de esta especie -cuyo hábitat más común se da en otros puntos más australes, como las islas Malvinas y las Georgias del Sur- gatilló el interés de investigadores del Instituto de la Patagonia, que comenzaron a llegar para estudiar el lugar. Al mismo tiempo, sus decidieron convertir este antiguo predio ganadero en un parque de 20 hectáreas pensado para el turismo.

Hoy se estima que en el verano llegan hasta 200 pingüinos rey -el segundo más grande después del pingüino emperador, con casi un metro de alto- y, atraídos por ellos, cerca de 10 mil visitantes al año, en su mayoría aficionados a la ornitología.

El parque cuenta con un sendero de observación diseñado para mantener una distancia máxima de 20 metros respecto de las especies, para interferir su hábitat en la menor medida posible.

 

Leer la Noticia Completa

Publicaciones
relacionadas

7 paseos imperdibles en los alrededores de lago Ranco

Hoy queremos recomendarles una hermosa zona al sur de Chile con gran potencial turístico. Nos referimos a la cuenca del lago Ranco.

Pesca con mosca, jornadas de aventura en Laguna El Encanto

El arte de la pesca con mosca brinda interminables lecciones para aprender y gratas experiencias para disfrutar. Conoce más sobre esta actividad.

El Mesón del Caulle, Comer en una reserva natural

El restaurant en la reserva natural Futangue ofrece sabores chilenos. Conoce más sobre su menú y las características de este lugar privilegiado.

Los parques emergentes que hay que conocer en Chile

Muchos ecosistemas increíbles en el país son protegidos por parques y reservas. Estos están abiertos al turismo y son una gran opción para explorar Chile.

Estimado Huésped

Queremos sorprenderte con distintas alternativas para una experiencia única, de acuerdo a tus necesidades y expectativas:

– Mejor tarifa garantizada
– Experiencia personalizada
– Atendemos tus dudas rápidamente

Incluido con cada reserva:

Entrada al parque.

Desayuno diario en nuestro Restaurant.

Uso de Wi-Fi y espacios comunes del hotel.

¡Bienvenido!